cruzMester de clerecíacruzLecturascruzEjercicioscruz
Clérigos   volver a mundo medieval
Los estudiantes y la clerecía
 
¿Cómo eran las escuelas medievales?

Alejandro Magno, en el Libro de Alexandre, explica lo que ha estudiado y lo llama clerecía. ¿Qué es? Los estudios superiores de una persona culta en el siglo XIII, fecha de la obra. Clérigo significa estudiante, quien considera el estudio como su oficio.

¿Qué se estudiaba en la Edad Media?

 En los primeros tiempos de la Edad Media las escuelas estaban en los monasterios, apartadas del mundo. Sólo se ocupaban de quienes iban a formar parte del clero. Aprendían, según el puesto que ocupasen, nociones de la liturgia, oraciones y la Biblia. Era una enseñanza memorística, no era necesario saber leer ni escribir. Los futuros sacerdotes sí aprendían a leer y escribir en latín, que era la lengua de la liturgia. En general, el clero era bastante inculto al igual que el resto de la población. ¿Quién iba a enseñar la doctrina cristiana? No olvidemos que lo que tiene que hacer un hombre en la tierra es hacer méritos para salvarse cuando muera.

 

Carlomagno, asustado con este panorama, inicia una renovación de los estudios que abarcará desde el siglo IX hasta la aparición de las Universidades en el XII. Además, se fueron edificando multitud de iglesias y las órdenes mendicantes, dominicos y franciscanos aparecerán en las nuevas ciudades.

Carlomagno empezó llamando a personas con prestigio en diferentes materias, entre ellos a Alcuino que inicia a finales del siglo VIII la reforma de la cultura, también reforman la escritura para que sea más fácil el acceso a los libros. Recordad que eran copias manuscritas.

 

¿Qué estudiaban ahora?

 Carlomagno crea nuevas escuelas abiertas a todo el mundo. Hay dos tipos de escuelas: estudios elementales y superiores, diríamos ahora:

Los primeros estudios seguían en los monasterios, o abadías, allí acudían niños de los alrededores.   Eran gratuitas, también daban comida y ropa a los más pobres. Se preocupaban de las necesidades espirituales de estos niños: enseñaban oraciones, el catecismo, historias de la Biblia. No necesitaban aprender  a leer y a escribir, era una enseñanza oral; fuera aprenderían lo necesario para su trabajo futuro, en el campo o en cualquier oficio de la ciudad, por la práctica. Nunca tendrían acceso a los libros.

   Había otro tipo de alumnos que seguirían una vida monástica: hijos segundos(los primogénitos eran los herederos) de familias nobles destinados a la vida religiosa y también niños más humildes elegidos entre los alumnos por sus aptitudes para el estudio. Estos alumnos sí aprendían a leer y escribir en latín, puesto que tendrían que leer los libros litúrgicos y copiar manuscritos. ¿Cómo era su aprendizaje? Por la lectura de una selección de autores que tenían en las escuelas, sus libros de texto, siempre en latín: clásicos, Padres de la Iglesia, la Biblia.

Los estudios superiores se realizaban en escuelas que dependían de las catedrales, en las ciudades. Estas escuelas irán desplazando y sustituyendo a las monásticas, que quedarán aisladas. A ellas acudían los alumnos que ya conocemos: los elegidos por sus aptitudes, pero humildes. Para estos la enseñanza era gratuita, les seguían proporcionando comida y hábitos y vivían allí. Sus vidas estaban orientadas a formar parte de la iglesia. La élite la forman los hijos de familias nobles que pagaban a los maestros, vivían en la ciudad con las mismas comodidades que en sus casas. Había un tercer tipo de alumnos que ya habían estudiado, eran mayores, instruidos, pero querían seguir aprendiendo e iban a las escuelas donde se impartían las materias de su interés. Los estudiantes tenían, al menos las órdenes menores. En el siglo XII comienzan a surgir las primeras universidades que inician una nueva etapa. Las primeras son las de Bolonia y París.

 

Los estudios superiores están estructurados en las llamadas artes liberales, (arte significa doctrina) ya fijadas por san Isidoro en el siglo VIII y se mantendrán hasta las universidades. Son siete agrupadas en:

El Trivium (tres vías): Gramática, dialéctica y retórica.

El Quadrivium (cuatro vías): Aritmética, música, geometría y astronomía (todas tienen relación con las matemáticas)

A esta se suman la medicina, derecho y teología.

Las artes liberales tienen como centro la filosofía que contiene todo el saber. El punto culminante que es el conocimiento de los textos sagrados, se las considera necesarias para la lectura de la Biblia.

Arriba

Los Goliardos

Los estudiantes y su ambiente.

A partir del siglo XII, con la aparición de las universidades en las ciudades, quienes estudian, por tanto las personas cultas que tienen este concepto del saber, de la cultura como su profesión son, en mayor número, los hijos de comerciantes y burgueses. Son un nuevo público para la literatura. Los estudiantes y profesores van de ciudad en ciudad buscando los mejores maestros de cada disciplina. Junto al estudio, crean un ambiente de alegría y diversión alrededor de las tabernas, baños, lupanares, espacios frecuentados por ellos. Componen su poesía, en latín, claro, con temas como el amor, la belleza, el vino, la fortuna, el juego y también critican a una sociedad que empieza a desmoronarse,con temas como la corrupción del clero, empezando por el Papa. Hay quienes tienen esta misma actitud ante la existencia, pero al margen de la vida errante, ejerciendo como profesores u otras profesiones. La poesía de los goliardos está recogida en un códice del siglo XIII: El Carmina Burana.

Las siete artes liberales
Gramática

Gramática

Es el arte de leer y escribir. Es la base de todas las demás artes. Los estudiantes tenían que dominar el latín escrito y oralmente. Estudiaban etimologías de las palabras, errores del habla como barbarismos y solecismos; Las figuras retóricas, l métrica y también aprendían literatura, pues leían multitud de ejemplos tomados de los clásicos.

dialéctica

Dialéctica (lógica)

Significa diálogo, aprendían este modo de razonamiento mediante la búsqueda de argumentos. En literatura pasó a ser un género, en la Edad Media encontramos obras construidas como debates.

 

retórica

Retórica

Los alumnos aprendían a construir discursos. En los textos literarios vamos a encontrar elementos retóricos como, por ejemplo: la ténica de captatio benevolentiae, es decir, argumentos en las introducciones a las obras dirigidos a ganarse el interés del oyente, o lector; tenemos una serie de ellos que se repiten, tópicos, e incluso se recogían en colecciones.

aritmética

Aritmética

En la Edad Media se sustituyen los números romanos por nuestros números actuales que proceden de los árabes. La aritmética se halla en sus inicios.

música

Música

Es parte, como todo el quadrivium, de las matemáticas. Se da el nombre que conocemos hoy a las notas, tomados de las primeras sílabas de los siete primeros versos de un himno a san Juan. Loa monjes del coro y los músicos ignoraban la teoría musical, su formación era práctica.

geometría

Geometría

Su principal objetivo era el cálculo de superficies. Se siguen basando en autores griegos, a través de manuscritos en latín, claro.

astronomía

Arriba

Astronomía

La concepción del universo es la heredada de la antigüedad: la tierra es el centro de una esfera.

Método: La escolástica
¿Cómo es el método de enseñanza?

Consiste en la lectura de textos; los maestros los comentan (glosan), buscan significados, plantean y resuelven problemas mediante debates. Los autores(autoridades)son elegidos y deben autorizarse por las universidades, se expurgaban, es decir, se eliminaba cualquier contenido peligroso para los dogmas cristianos, los papas y la iglesia velan por ello. Esto ocurrió con Aristóteles cuyas obras llegan en el siglo XII, a través de traducciones del árabe y griego; Averroes (siglo XII), filósofo de Al-andalus, comentarista de Aristóteles, fue prohibido y Aristóteles adaptado por Tomás de Aquino y los dominicos.

No se duda de lo escrito, la mención de un autor como fuente equivale a decir y creer que es la verdad (auctoritas). La referencia a la experiencia y al mundo real no existe, han sido sustituidos por la autoridad de lo escrito. No sólo son autoridad científica, también son modelos de vida y sabiduría. Se hacían colecciones de sentencias y exempla, donde se relatan historias de personas ejemplares, que se insertarán también en las obras literarias. Los estudiantes tienen como objetivo adquirir las técnicas necesarias para entender los textos, para resolver cualquier duda en su lectura y los problemas que puedan presentar opiniones contrarias.

En este fragmento de El nombre de la rosa puedes ver el concepto del saber:

 

Arriba

Los libros

Está clara su importancia. En ellos está el mundo y Dios, la Biblia. Hay numerosas imágenes que se repìten: El libro de la naturaleza escrito por Dios; Dios dictando, como los copistas, su palabra a los evangelistas, las cinco heridas de Cristo en la cruz como cinco vocales sobre su carne que es como una página en blanco.

http://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_libro

El Códice

Es el libro medieval. Se compone de hojas dobladas y atadas que se encuadernan para su protección. Era mucho más cómodo que su predecesor el rollo. San Isidoro explica en las Etimologías cómo son estos libros:

Del papel

En la ciudad de Menfis, de Egipto, fue donde primeramente se usó el papel; ya dijo Lucano (4, 135): (…) «Las cartas se hacen en Menfis con papel que absorbe.» Llama al papel húmedo bibula porque absorbe el agua.

(…)

De los pergaminos

        Los reyes de Pérgamo fueron los primeros que, cuando necesitaban escribir, usaron membranas, que de su origen recibieron el nombre de pergamino, que conservan hasta hoy. Se llaman membranas porque se obtienen de miembros de animales.

        Primeramente se hacían de color amarillo; después aparecieron en Roma los pergaminos blancos, comprobándose que no eran convenientes, ya porque fácilmente se manchaban, ya porque dañaban la vista de los lectores, cosa que era tenida también cuenta, que los arquitectos de más nombre prohibían poner en las bibliotecas techos dorados y pavimentos que no fueran de mármol de Caristo, porque este mármol, con su color verde, apagaba el fulgor del oro y era alivio para los ojos.

        Por esta razón los cambistas ponen sus denarios sobre paños verdes y los tallistas de gemas tienen ante los ojos dorsos de escarabajos, que son muy verdes, y los pintores hacen lo mismo, para que descanse la vista, con el color verde, en medio del trabajo.

        Las membranas son blancas, terrosas (amarillentas) o purpúreas. La blanca es el color natural; la terrosa es de dos colores: se tiñe por una parte color de amarillo, acerca de lo cual dice Persio (Sal, 3, 10): (…) «Ya está el líber, y la membrana de doble color limpiada de pelos.»

        La purpúrea es la que se tiñe de color rojo, para que destaque en ella el oro y plata de las letras.

De la manera de hacer los libros

Algunas clases de libros entre los gentiles tenían determinado tamaño. Los versos y epístolas tenían forma más pequeña; pero las historias se escribían en libros mayores, y no solamente en papel o membrana, sino en membrana hecha del redaño de los elefantes, y también con un papel formado de hojas de malvas y palmeras.

        De esta clase hace mención Cinna cuando dice (11): (…) «Te he traído en calidad de regalo, en una navecilla prusiaca, estos versos muy trabajados al resplandor de lámparas arateas, por las cuales conocemos los fuegos aéreos, y están escritos en un seco papel de ligera malva.»)

        La práctica de recortar los libros existió primeramente en Sicilia; pues al principio sólo se alisaban. De donde dice Catulo (1,1): (…) « ¿A quién regalo este nuevo librito de gracia alisado con la seca piedra pómez?»

De los nombres de los libros

        Códex (códice) se llama el libro de un solo volumen, aunque contenga varias obras. Se llama códex por traslación, tomado de caudex, tronco de los árboles, que se compone de muchas ramas; así también el códex tiene muchos libros.

        Volumen (rollo): se llama a volvendo, de revolver, y así se dice entre los hebreos el volumen de la ley y los volúmenes de los profetas.

        Líber es la membrana que tienen los árboles entre la corteza y la madera; de ella dice Virgilio (EgL, 10, v. 67): (…) «El liber se seca en el alto olmo.» De aquí vino el nombre de libro, porque antes del uso del papel y membrana animal se hacían los libros de esta membrana vegetal, que se llama liber, de ahí también que a los copistas se les llamara librarios.

De los que hacían los libros y sus instrumentos

        Los librarios (copistas) antes se llamaban bibliopolas, del griego biblon. Los librarios se llaman también anticuarios', pero propiamente librarios son los que escriben tanto los libros antiguos como los nuevos, y anticuarios los que solamente copiaban los antiguos, y de ahí tomaron su nombre.

        El nombre de escriba, o escribiente, viene de escribiendo, expresando su oficio el mismo vocablo.

        Los instrumentos del escriba son la caña y la pluma. El primero está tomado del reino vegetal, y la pluma es de ave. Su extremidad se divide en dos, conservando la unidad de la pluma, significando que en aquella división que se hace en el extremo fino de la pluma se representan el Antiguo y el Nuevo Testamento, con los cuales se expresa el sacramento de la palabra, difundida por la sangre de la pasión.

        Se llama cálamo porque pone la tinta sobre el papel. Los marinos usan este verbo calare en el significado de poner.

        Penna (pluma) viene a apendendo, esto es, volando. Pues, como se dijo, son pluma de ave.

        Folia (hojas) de los libros. Se llaman así o por la semejanza con las de los árboles, o porque se hacían exfollibus, de fuelles, esto es, de pieles de animales. Las caras de estas hojas se llaman páginas, porque compinguntur, van unidas.

        Verso, llamado así por el vulgo porque se escribía a semejanza de como se ara la tierra: empezaban llevando el estilo de izquierda a derecha, después lo llevaban más abajo, y empezaban de nuevo el movimiento otra vez a la derecha; y a la vuelta que dan los bueyes cuando aran para empezar otro surco le llaman los rústicos verso.

        Scheda (esquela): se llama así el escrito que está sometido a corrección y no está aún redactado en libros. Es vocablo griego, como también es griega la palabra tomo.

Historia de la Literatura universal, de Martín de Riquer y J.M. Valverde,

El pergamino soporta mejor el paso del tiempo, pero es mucho más caro. Se reservó para las Biblias y libros litúrgicos y para los manuscritos iluminados. Las encuadernaciones eran lujosas, oro, plata, marfil y piedras preciosas. Contenían reliquias en sus cubiertas. Puedes ver cómo se hace un manuscrito aquí.
Por ejemplo, para hacer el Libro de Kells se necesitó la piel de 150 terneros. Año 800
Book of Kells Evangelistas página

Para la Biblia de Winchester 250 terneros, y para alguna Biblia se llegó a los 500 terneros.

Se confeccionó entre 1160-1175

Biblia Winchester Biblia Winchester
Los libros de los clérigos no son tan lujosos. Están confeccionados con papel, eran glosados, es decir, se escribían comentarios en sus márgenes y entre líneas. Por eso no resistían el paso del tiempo, accidentes como incendios o inundaciones e, incluso, el reciclaje: se utilizan libros viejos para proteger y encuadernas otros, se raspan y se escribe encima (palimpsestos) Aquí puedes ver algunos:
Pincha para ampliar Libro del siglo XV  
Reciclado y Palimpsesto. Reciclado Palimsesto
Arriba
El Scriptorium
 

Es el taller donde se confeccionan los libros. Es una parte de los monasterios, un trabajo colectivo de los monjes y exclusivo hasta el siglo XII. Hacen copias de libros para preservarlos en sus bibliotecas y por encargo de maestros y estudiantes, no sólo códices lujosos.

Puedes leer más aquí y convertirte en amanuense.

Escena Scriptorium de El nombre de la rosa y La Biblioteca

  scriptorium

En esta encuadernación en marfil San Gregorio, arriba, escribe un texto que reproducen los tres copistas de abajo. El santo está inspirado por la paloma que está sobre su hombro, simboliza el Espíritu Santo.

Una técnica era dividir un escrito en cuadernillos, pecia, para que pudieran copiar varios monjes a la vez.

Arriba    
El mundo y el hombre: Macrocosmos y Microcosmos
 

 ¿Cómo es EL MUNDO? ¿De qué está hecho?

Para el hombre medieval, el mundo está perfectamente ordenado porque es creación de Dios. Todas las piezas encajan. También su vida está ordenada en normas: la sociedad, la guerra, el amor…Por supuesto, hay que explorarlo en los libros.

MACROCOSMOS: Materia del Mundo

  Todo está hecho de la misma materia, constituida por cuatro propiedades: Caliente, frío, seco y húmedo que se combinan entre sí y dan lugar a cuatro elementos: Fuego (caliente+seco), aire (caliente+húmedo), agua (frío+húmedo), tierra (frío+seco). Toda la creación está formada por estos elementos.

La tierra y el cielo

sistema ptolomeicoEl mundo semeja a un huevo: La gota de grasa que hay en el centro de la yema es la Tierra. La yema es la región del aire, la clara es el éter y la cáscara es el cielo.

La tierra es el elemento más pesado, ocupó la parte más baja. Después, el agua que rodea la tierra y la recorre; el aire, más ligero, queda encima; el fuego, el elemento más ligero de todos se extiende sobre el aire.

Los planetas: Luna, Mercurio, Venus, Sol, Marte, Júpiter y Saturno. En la región del fuego, alrededor de la tierra, están las esferas de los siete planetas moviéndose en orbitas en sentido contrario a la tierra. El sol, que determina el día y la noche, es el cuarto de estos planetas. Este movimiento produce una música que no podemos percibir, las siete notas musicales proceden de ella.

El cielo: Si seguimos ascendiendo, encontramos el firmamento, también es de forma esférica, de cristal sólido similar al hielo, gira sobre sus polos, pero no se mueve en órbita como las esferas, de ahí su nombre; en él están las estrellas fijas girando con él; está rodeado de un cielo de agua semejante a nubes muy ligeras. Sobre él está un cielo espiritual donde viven los ángeles y el paraíso donde van las almas. Finalmente está el cielo donde habita Dios.

 

¿Cómo es la Tierra?

 mapa en T_O

  Ocupa el centro del mundo, la sostiene Dios. La rodea el Océano y su interior está recorrido por corrientes de agua. Está dividida en cinco zonas. Las dos extremas no pueden ser habitadas, por el frío intenso. La central tampoco, por el calor. Sólo son habitables las dos zonas medias, templadas.  El hombre habita una de ellas que está divida en tres partes por el mar Mediterráneo, son: Europa, Asia y África. En el interior , centro, de la tierra está el infierno hecho de fuego y azufre, su parte superior es estrecha y se ensancha abajo.

  Los primeros mapas representan esta imagen de la tierra, en cuyo centro sitúan Jerusalén.

 

 

 

MICROCOSMOS: el hombre

 

libro horas del duque de Berry El hombre es el microcosmos, hecho de la misma materia y elementos que el mundo: La tierra es la carne; el agua, la sangre; la respiración, el aire y el calor, el fuego. Su cabeza es redonda como la esfera celeste, con sus ojos semejantes a las estrellas. En ella hay siete agujeros. En el pecho está la respiración y la tos, semejantes a vientos y truenos; Los líquidos van a parar al vientre, como los ríos al mar; del fuego recibe el hombre la vista; del agua, el gusto; y de la tierra, el tacto. Sus huesos son como las rocas; como los árboles, sus uñas; la hierba, sus cabellos. Su alma tiene la imagen de Dios.

  La astrología estudia la influencia que proyectan las esferas sobre el hombre y la Tierra. El planeta y signo que rigen el nacimiento de cada hombre condicionará su vida, desde su aspecto físico, personalidad, oficio, enfermedades…

Los signos están agrupados según su elemento, de tres en tres: Fuego, predominio de lo caliente y seco: Aries, Leo y Sagitario; Tierra, frío y seco: Tauro, Virgo y Capricornio; Aire: calientes y húmedos: Libra, Géminis y Acuario; Agua, húmedos y fríos: Cáncer, Escorpio y Piscis.

 El hombre tiene cuatro humores en su cuerpo que corresponden a los cuatro elementos: El fuego se relaciona con la bilis amarilla o cólera, el agua con la flema, el aire con la sangre y la tierra con la bilis negra o melancolía. Si el hombre fuera perfecto, tendría sus humores equilibrados, pero no es así y uno de ellos predomina sobre el resto en cada ser humano que da lugar a una complexión física y temperamento, estados de ánimo, diríamos hoy, peculiares. Hay cuatro tipos de temperamento: Sanguíneo, como el Arcipreste de Hita, colérico (lo será don Quijote), melancólico y flemático;

El cuerpo está regido de igual forma: Cada parte está gobernada por un signo y planeta. El equilibrio entre los humores supone la salud; el predominio de algunos sobre otros, diferentes enfermedades.

 

Arriba
Colecciones
Cuentos

Un tipo de libros que surge en la España medieval, sobre todo en el siglo XIII, son las colecciones de cuentos o exempla (relatos breves difundidos a través de los sermones, como modelos de conducta cristiana). Los predicadores los tenían para sus sermones, con la finalidad de hacer comprender mejor sus enseñanzas, a un público en su mayoría analfabeto, mediante estos relatos. También en las escuelas servían para estudiar las materias del Trívium. Los escritores las utilizan con la misma finalidad didáctica en sus obras. Los cuentos proceden de los árabes, por traducciones o por transmisión oral y también de fuentes occidentales y de la tradición popular.

De la cultura árabe proceden dos colecciones de cuentos: el Calila e Dimna y el Sendebar. Las colecciones de exempla se llaman ejemplarios y se conservan algunos: El Libro de los gatos y el Libro de los ejemplos por a.b.c. Otra colección en latín muy popular en la Edad Media es el Disciplina Clericalis, obra de Pedro Alfonso, en el siglo XII.

  Otro tipo de colecciones, también usadas por los predicadores y escritores, son las de sentencias o dichos de hombres sabios como las Flores de filosofía, como el Libro de los cien capítulos, el de Los buenos proverbios, Los bocados de oro o el Libro de los doce sabios.

Bestiarios
Son libros que recopilan descripciones de animales, proceden de traducciones de un texto griego El Fisiólogo. Eran muy populares en las escuelas, el medio para conocer animales exóticos. En ellos se mezclan animales reales como el elefante, el ciervo o la perdiz con animales fantásticos como el fénix, el grifo, el unicornio, etc. Cada animal tiene su simbolismo cristiano y es ejemplo para la conducta humana.
También hay libros que describen las cualidades y significado de las plantas, las piedras, etc.
Arriba
La Muerte

Crisis del siglo XIV fue general. La peste negra se había extendido por toda Europa a mediados de siglo. Muchas ciudades, como Florencia, redujeron su población a la mitad en pocos años. En España, en un año, se había extendido por toda la península. Hubo sucesivos brotes de peste a lo largo del siglo XIV con efectos, además de la mortandad, como los saqueos en las casas; los ataques a peregrinos y judíos a quienes se culpaba de la enfermedad;  el aumento del bandidaje y crímenes; el abandono de campos y cultivos por la muerte de los campesinos; la disminución de tributos que provoca que las rentas reales sean menores; la falta, porque han muerto, de médicos y notarios que recojan la última voluntad y testamento de los moribundos en muchos pueblos. Tuvo lugar una relajación moral que alcanza al clero, son frecuentes las falsificaciones de bulas. La escolástica va desapareciendo y  el mundo clásico empieza a interesar: la forma de ver la vida de la burguesía ha ido ganando terreno. La representación de la muerte también se ha transformado. Se personifica en un esqueleto con la guadaña que va llevando la vida de las personas con ella. No tiene en cuenta su edad, ni su condición social, todos son iguales. Tampoco avisa de su llegada. Así aparece en representaciones, como las Danzas Macabras, y en manifestaciones artísticas en los siglos XIV y XV.

Síntomas de la peste negra en el cuerpo
Philippe Ariès, La Muerte en occidente: rituales de muerte en la baja Edad Media
Arriba