teatro cortesano
En los palacios y residencias de los nobles también comienzan a construirse en el siglo XVII lugares destinados a la representación teatral. Antes de la aparición de los coliseos, las representaciones teatrales, al igual que los "saraos" como se denomina a los bailes y danzas, y otros espectáculos como toros, juegos de cañas o torneos tenían lugar en plazas y en los jardines de palacio. Eran espacios públicos en competencia con los corrales. El Coliseo del Buen Retiro en Madrid se inaugura oficialmente en el año 1640.
toros
Toros en la Plaza Mayor de Madrid
Palacio del Buen Retiro
Palacio del Buen Retiro
 
Coliseo
Coliseo del Buen Retiro
La estructura era similar a los corrales con un escenario mejor preparado para el tipo de obras que allí se representaban como las mitológicas y religiosas con efectos espectaculares. La escenografía tiene influencia del teatro italiano. Las representaciones podían alargarse hasta seis horas.
Algunas imágenes los elementos novedosos de este teatro.
Embocadura
Separa e a los espectadores del espacio de la ficción. Podía quitarse, si era necesario.
 
Las mutaciones o decorados
Se pintaban sobre bastidores y se disponían creando un efecto de perspectiva. Se cambiaban a lo largo de la representación.
Tramoya
La maquinaria necesaria para todo tipo de efectos como mover los bastidores de los decorados o efectos espectaculares de los actores: elevalos, simular vuelos, etc. Es un mecanismo de cuerdas y poleas que se untaban con jabón o aceite para que pudieran moverse.